SLIDER

¡LES DOY LA BIENVENIDA!



En este blog, además de encontrar contenido relacionado con mi labor, encontrarán entradas sobre otros aspectos de la vida que me apasionan y despiertan mi interés.
¡Gracias por pasar!


NEWSLETTER

Ingresá tu mail:

CAMBIO DE HÁBITOS



Soy de esas personas a las que les cuesta (costaba) focalizar. Soy muy dispersa y en una conversación puedo saltar de una cosa a la otra sin razón aparente. Quienes me conocen saben que soy así y no les llama la atención, pero me pasó por ejemplo con A, que al poco tiempo de conocernos me preguntara cómo había llegado a eso que acababa de decirle, sin conexión aparente con lo que veníamos hablando. Recuerdo que puse pausa y rebobiné los pensamientos. Había una conexión, pero claro, pasando por vaaarias cosas en el medio. Otra cosa que puede suceder durante una charla, es que esté observando todo lo que me rodea, a la gente que pasa, pero no es que no esté prestando atención al intercambio verbal, sino que mis ojos están ávidos de alimentación visual. 
"¿Estás en esta mesa o en la otra?"
Hasta hace un tiempo, estas características en cierto punto me condicionaban: Yo era así, despelotada. ¡Bah! Pero funcionaba... Hasta que empecé con este hermoso proyecto en paralelo con mi trabajo full time en relación de dependencia, en paralelo con el estar en pareja, con mi hogar y con los diferentes y múltiples aspectos que componen mi vida.


Y ahí me dí cuenta que no podía seguir siendo despelotada, que iba a tener que hacer de tripas corazón y reconocerle a Ceci (amiga emprendedora) que tenía razón cuando me decía que tenía que priorizar, organizar, analizar y muchos "ar" más. Me costó al principio este cambio. Luego de treinta años de despelote, es raro cambiar la manera de encarar el día a día. Planificando... priorizando... rarísimo.

  
Un día después del comienzo de la primavera, me suscribí al newsletter de Efecto Bling! y este primer gran paso fue algo así como el brotecito de una nueva vida. Adquirí el libro de Cin, me anoté en un curso y me dí cuenta que el cambio no tenía por qué ser traumático o engorroso, al contrario, aprendí a disfrutar del cambio. Con ella aprendí de una manera totalmente sencilla cosas que antes me hubieran hecho huir despavorida.

Aprendí que organizando mis tiempos y planificando puedo ganar mucho tiempo para mí y mis proyectos. Me sumé al universo Bling! y formo parte del Sistema Productivo y Feliz con un cuadernito muy especial. ¡Gracias por ello!


Así que ya ven, la cuestión es simple: "Cuando se quiere, se puede" y "Lo único constante en la vida es el cambio". 

¡Buena semana cortita!
© Libretas y demases • Theme by Maira G.