SLIDER

¡LES DOY LA BIENVENIDA!



En este blog, además de encontrar contenido relacionado con mi labor, encontrarán entradas sobre otros aspectos de la vida que me apasionan y despiertan mi interés.
¡Gracias por pasar!


NEWSLETTER

Ingresá tu mail:

LA HISTORIA DE LAS CABEZOTAS

Todo comenzó el día en que tuve que dibujar a una niña desconocida. Yo dibujaba personas, pero personas inventadas o a mí misma, no solía dibujar a otra gente. Corría el año 2008 si la memoria no me falla. En esa época formaba parte de la Asociación de Dibujantes de Argentina que participaba ese año con un stand de la IX Expo Publicitaria.



Yo estaba acompañando a un gran artista e ilustrador, Pablo Fernandez, quien se encontraba dibujando a quienes le solicitaban un retrato. En cierto momento, se juntaron demasiadas personas y él me dijo: "Te ponés a dibujar vos también." Yo casi me morí de la vergüenza, nunca había dibujado en vivo, pero entre salir corriendo y hacer un papelón y vencer mi temor, elegí lo segundo.

En la fila había una nena acompañada por su papá. Ella se veía un tanto tímida y su papá la alentaba a que se acercara y me dijera algo. Finalmente, se acercó y me dijo que quería que yo la dibujara, pero que no la hiciera con mucho cachete, porque hacía poco le habían hecho una caricatura y la habían hecho tan cachetona que parecía Gaturro. Claro, pensé, la caricatura tradicional tiende a exagerar hasta la deformación los rasgos característicos de un rostro. Le sonreí y le dije que no se preocupara, que con los ojos y los bucles hermosos que tenía, no era necesario dibujarle grandes cachetes. Cuando le dí el dibujo, le gustó mucho y se lo llevó contenta.

Olvidamos fotografiar una reunión con amigas asi que retraté el encuentro en versión Cabezotas a posteriori.

Esa experiencia me marcó mucho. Pasaron varios años hasta que comencé con el proyecto de las Cabezotas, pero el recuerdo de esa niña temerosa de que la dibujara como Gaturro seguía fresco. Yo considero que todas las personas somos hermosas, que la belleza es plural y singular, que no tiene absolutamente nada que ver con los estereotipos que la sociedad ha adoptado como ejemplo. Todos tenemos rasgos característicos hermosos, esos son los que busco destacar cuando dibujo una Cabezota.
He creado un álbum en Facebook donde voy subiendo cada trabajo realizado. Pueden verlo haciendo clic AQUÍ. No coloco la fotografía real de las personas para que comparen porque es algo muy personal, prefiero que las vean como yo: hermosas.

A continuación les dejo una serie de preguntas y respuestas útiles por si quieren su versión Cabezota:

¿Qué opciones tengo para caracterizar mi Cabezota?
Podés elegir el peinado, la ropa, la actitud o algún elemento que quieras tener y que te caracterice.

¿Si te envío una foto es suficiente?
No. Para familiarizarme con el rostro necesito ver varias fotos de diferentes ángulos; de todos modos la última palabra sobre las características que mencioné antes, es tuya.

¿Tiene que ser sí o sí una sola persona?
No. Pueden ser dos o más personas o inclusive mascotas, en este caso tendríamos que coordinar antes ya que el valor variaría.

¿Cuánto tiempo demora el servicio?
Desde el momento en que recibo la notificación del pago, pueden ser entre 24-48hs. en el caso de las Cabezotas individuales.

¿Qué recibo una vez terminado el trabajo?
Te envío por mail tres archivos: JPG en formato acorde para usar de perfil en las redes, JPG en alta resolución por si querés imprimirla y PNG con fondo transparente para poder montarla sobre otra fotografía, imagen, etc.

¡Quiero mi Cabezota!

Como siempre, muchísimas gracias por pasar. 
Espero que tengan un bello día y se vean bien lindas/os cuando se miren al espejo.





© Libretas y demases • Theme by Maira G.